República Democrática del Congo: apoyo a los supervivientes en zonas de conflicto

SESIÓN KESHERO (GOMA, RDC)

 

lealtad

              Del 04 al 10 de enero de 2021 se celebró una sesión en Keshero (GOMA), en el este de la República Democrática del Congo, organizada por el Servicio para la Formación Permanente de los Misioneros de África y la Comisión de Justicia y Paz de la Unión Internacional. Superiores Generales y Superiores General (UISG-USG, Roma)

Tema : " Capacitación en la recepción, apoyo y reintegración de sobrevivientes de violencia sexual en zonas de conflicto ”.

               La sesión comenzó el martes por la noche con vísperas seguidas de una noche fraterna de presentación. Fue inaugurado por Monseñor NGUMBI Willy, obispo de Goma.

               Esta sesión tuvo como objetivo : proporcionar a las personas que participan en la acogida de supervivientes herramientas y conocimientos sobre su práctica y el espíritu con el que se les invita a experimentar esta delicada bienvenida.

En el taller, se hizo hincapié en el contexto actual en la República Democrática del Congo, particularmente en su parte oriental, el manejo del trauma, el apoyo a las víctimas y la importancia de que un cuidador (médico, enfermera) o un acompañante (psicólogo) asuma cuidar de sí mismo. Esto se ha enfatizado principalmente para evitar un trauma secundario o el agotamiento del cuidador o del cuidador.

La constitución de pequeños grupos de 5 o 6 personas permitió a cada uno hablar con franqueza sobre los casos más destacados alojados en su centro y la forma en que cada uno intentó abordar estos casos con el fin de reducir el sufrimiento de la mujer hasta lo que encuentra el esperado. para el bienestar psicológico.

También fue una oportunidad para que los guías capacitados en el trabajo aprendieran cómo velar por la recepción y el mantenimiento de las personas víctimas de violencia sexual.

                 Durante esta sesión se discutieron varios subtemas pero algunos me llamaron la atención, es entre otras cosas el subtema titulado: "atreverse a mostrarse vulnerable" desarrollado por el Padre Bernard UGEUX. Aquí hay un pequeño extracto de esta intervención:

“Atreverse a ser vulnerable es atreverse a exponerse… Es correr el riesgo de ser alcanzado, herido, incluso desestabilizado… por el sufrimiento del otro, por su fragilidad, que remite a mi fragilidad… Cuando nos atrevemos a ser - y para mostrarse - vulnerables, otros se atreven a exponer su fragilidad, buscan compasión ... Algunos se aprovecharán de la vulnerabilidad que se ofrece para herir, para saldar cuentas, quizás por las heridas que hay en ellos, en ellos .. En ocasiones, de forma más o menos perversa, o quizás desesperada, querrán comprobar hasta qué punto la vulnerabilidad se permite ser solo compasión, escucha, acogida ...

Para atreverse a ser vulnerable, también es necesario haber sido herido sin haber sido destrozado, haber sido afectado por el defecto del peto, haber sido desgarrado sin que la brecha se haya cerrado definitivamente, endurecido ... Para poder ser vulnerable, hay que ser fuerte…, fuerte en el sentido de estar construido interiormente, y esta construcción interior sólo se puede hacer a través del camino del perdón, y también gracias al aprendizaje del consentimiento para dejarse amar… Ya no depender de mí mismo, consciente de mi incapacidad para amar cuando estoy herido, confrontado con mi resistencia interior al perdón, tentado a recurrir a mis heridas y mis límites, feliz soy si, aceptando dejarme amar, permito a mí mismo para ser curado gracias a la proximidad de los demás, de un Otro, que me ama y me acoge con mis debilidades, sin juzgar… como soy.

Esta construcción interior me abre a una aceptación de mí mismo, a un consentimiento a mi fragilidad, a una liberación de la tentación del “heroísmo” o de un endurecimiento - ilusoriamente - protector ”.

                     Durante la sesión, también nos beneficiamos de momentos de ejercicios de relajación. Este tiempo nos permitió liquidar nuestras tensiones y traumas debido a la vida cotidiana y los desafíos de la vida. El uso de esta herramienta nos ayudó a mantenernos en un estado de paz y bienestar psicológico durante toda la sesión. Se nos ha sugerido integrar estas prácticas en nuestro estilo de vida diario para poder recurrir a ellas de forma instintiva en cuanto nos demos cuenta de que estamos estresados ​​o agotados.

                     Después del tour de table de compartir el apoyo a las víctimas de violación, nos dimos cuenta unánimemente de que lo que la sobreviviente necesita es:

  • Ser creído: escuchado con amabilidad;
  • Para estar protegido: poner fuera de peligro;
  • Ser entendido y no juzgado;
  • Ser apoyado: informado, sobre todas las gestiones a seguir;
  • A ser atendido: dirigido a profesionales especializados para que se alivie su sufrimiento psicológico,
  • Ser respetado: tener el valor de acudir a la consulta merece respeto y compasión.

Lo que necesitamos como compañeros (hielos) es :

  • Identificar el sufrimiento psicológico, formular la pregunta sobre la violencia, escuchar y hablar libremente;
  • Tomar posición contra la violencia, por la ley, contra el sistema agresivo;
  • Examinar y evaluar el sufrimiento psicológico, la angustia, el peligro incurrido, la necesidad de ayuda;
  • Ayuda, guía, apoyo;
  • Saber explicar los mecanismos que operan en el psicotrauma y en el sistema agresor;
  • Aceptar la impotencia, saber ser paciente, saber trabajar en red.

                          Está claro que varios elementos evocados en este taller no me eran desconocidos, pero el hecho de escucharlo dicho por otra persona, razonaba de otra manera en mi psique. 

Por otro lado, también sentí que, para una participación activa en este tipo de sesiones, era necesario tener una experiencia de muchos años en acoger y apoyar a las personas que son víctimas de violencia sexual.

A lo largo de la sesión, se sintió una necesidad: establecer una red para ayudarse mutuamente en caso de dificultad para apoyar a las sobrevivientes de violencia sexual.

                La sesión finalizó con una misa de acción de gracias seguida de la presentación del certificado de participación.

 

artículoRDC fidelie2021 1

Keshero a orillas del lago Kivu (chez les Pallottins)

                                                                                                    Fidelidad NTSHIKALA