Hungría

La Congregación de Nuestra Señora en Hungría.



historia

¿Por qué y cómo nació una comunidad de las Hermanas de Nuestra Señora en Zalaergerszeg?

Su origen está vinculado, por un lado, a acontecimientos políticos en Francia y, por otro lado, a una solicitud del obispo de Székesfehérvár en Hungría.
Siguiendo la ley de separación de Iglesia y Estado en Francia, las hermanas ya no pueden enseñar, y al mismo tiempo el obispo de Székesfehérvár desea la llegada de las hermanas francesas para abrir una escuela donde la lengua y la cultura Se enseñaría francés.

En 1905, de Mattaincourt partieron 9 monjas para Zsàmbék, luego para Törökbàlint en 1908. Llegaron a Zalaegerszeg en 1928, convocadas por el futuro Cardenal Mindszenty, entonces párroco de esta ciudad y que quería una escuela de niñas para promover la vida cultural y religioso.
En 1948, la nacionalización les prohibió la docencia y, en 1950, tuvieron que salir de la comunidad con la prohibición de reagruparse.
La dispersión duró hasta 1993.

El 28 de agosto se reabrirá el colegio gracias al testamento de 18 religiosas y a la importante ayuda del Generalato y las comunidades de Europa.

Debido a su historia, existen vínculos muy estrechos entre Hungría y Francia, incluso durante el período comunista.



Hoy 2 hermanas francesas, Françoise DEBEAUPTE y Marie-Thérèse CLEMENT se han unido a las 3 hermanas húngaras, Ildikó MARKUS, Hermana Mercédesz y Hermana Julia.

Nuestra misión:
- ser una presencia de la Congregación en las 3 escuelas,

Mindszenty,

 

Bucsu,

 

Salomvar,









Este año participamos activamente, con otras 7 Congregaciones, en la preparación del encuentro de los jóvenes de la diócesis de Szombathely que tuvo lugar el sábado 28 de marzo en la escuela Mindszenty sobre el tema "un día con amigos". Estuvieron presentes casi 500 jóvenes.

Aproximadamente cuarenta jóvenes de la escuela tomaron parte activa y ayudaron a que funcionara sin problemas.

Una mesa redonda permitió la expresión de varios testigos de diferentes familias religiosas: Salesianos, Dominicos, Franciscanos…

Se ofrecieron numerosos talleres con métodos activos para ayudar a las personas a descubrir varios aspectos de la vida religiosa.

Un grupo musical "Forró Cappuccino" (café caliente), liderado por franciscanos, reunió a los jóvenes al comienzo de la tarde en un ambiente festivo.

Una Eucaristía, presidida por nuestro Obispo: Monseñor Andràs Vérès concluyó este día.