espiritualidad

Queremos vivir después de Alix Le Clerc y Pierre Fourier:


La espiritualidad de la Encarnación siguiendo a Cristo, con el lugar muy especial de María que nos invita como en Caná, “hacer lo que su Hijo nos diga”.

El espíritu de San Agustín marcado tanto por comunión fraterna y respeto por cada uno.

La vocación de educadores, que anima toda nuestra vida apostólica y nos hace creativos hacer crecer al otro, para que todos "tengan vida".

Atención a necesidades, a emergencias en cada país, de cada era, que orienta nuestra misión y la extiende a la dimensión internacional.

(Actas del Capítulo 2014 - p.15)